LUÍS ÁLVAREZ,

MAESTRO EJEMPLAR


 

 

Profr. Luis Álvarez Barret, en 1981 recibió la medalla "Belisario Domínguez"

otorgada por el Senado de la República. Fotografía: Cortesía de www.senado.gob.mx.

 

Un pedagogo indiscutible; ejemplo del maestro dedicado a la docencia, la investigación y la producción de obras educativas. Irradió luz en el magisterio como un hombre modelo que se destaca por su empeño, su preparación y dedicación a la educación con plena libertad.

 

Recibió la medalla “Belisario Domínguez”, el 8 de octubre de 1980, que es la máxima condecoración que otorga el Senado de la República a los hombres ejemplares que se destacan como mexicanos ilustres.

 

Nos referimos a Luis Álvarez Barret, quien nació en Hecelchakán el 16 de enero de 1901 y falleció en la ciudad de Mérida el 23 de diciembre de 1981. Una de las bibliotecas públicas de Hecelchakán, establecida durante la administración del profesor Jorge Wilberth Pérez Hurtado, lleva su nombre.

 

Hombre dotado de un ingenio privilegiado esparció en su recorrer por las escuelas y las oficinas públicas de educación, la inteligencia, el trato amable y la capacidad para desarrollar proyectos necesarios a la pedagogía mexicana. Hecelchakanense de nacimiento se elevó a la altura de los personajes ilustres de México y Campeche por sus propias virtudes.

 

Ocupó importantes puestos educativos como presidente del Consejo Nacional Técnico de la Educación, secretario particular del titular de la SEP, Víctor Bravo Ahuja, en el periodo de Luis Echeverría Álvarez, y el 24 de abril de 1978, por instrucciones de Fernando Solana, fue nombrado delegado general de la SEP en Yucatán. El 14 de noviembre de este mismo año fue ascendido a director del Programa de Educación para Adultos, que desempeñó hasta sus últimos días.

 

Inició sus estudios bajo la tutela de sus padres, doctor Luis Álvarez Buela y María Barret Arjona. Culminó sus estudios de primeras letras en la ciudad de Hecelchakán, posteriormente se trasladó a la ciudad de Campeche donde estudió en el Instituto Campechano. En la ciudad de México se inscribió en la Escuela Nacional de Profesores donde se tituló de maestro.

 

Brillante en sus aptitudes se dedicó a la docencia y a la investigación pedagógica que le dieron lustre para hacerlo ocupar puestos importantes en la Secretaría de Educación Pública.

 

Fue fundador de la Academia Mexicana de Pedagogía y escribió varios libros entre los cuales se encuentran “El diablo y la bicicleta” y “Ciencia y educación”. Su vida fue un sendero de luz que transcurrió entre libros, métodos, planes y proyectos importantes para la educación mexicana.

 

Luis Álvarez Barret es el flamígero haz de luz que rompió la oscuridad con su talento natural para hacer de la ignorancia una primavera de cultura pedagógica trascendente para la educación. Una biblioteca y una escuela secundaria en Campeche, así como una en Yucatán llevan su nombre.

 

PUESTOS OCUPADOS

 

Nació en Hecelchakán el 16 de enero de 1901. Estudió la primaria en esta misma ciudad, los continuó en la “Melchor Ocampo”, en la Modelo Nº 1 de la ciudad de Campeche. El Bachillerato lo estudió en el Instituto Campechano. Se tituló de maestro en la escuela Normal Rural “justo Sierra Méndez” de Hecelchakán.

 

Fue maestro de secundaria y normal, director y supervisor en los tres niveles. Director Federal de Educación en Campeche, Yucatán e Hidalgo; jefe de la sección de Normales Rurales en el departamento de Enseñanza Agrícola y Normal Rural. Subdirector general de educación primaria, presidente del Instituto Nacional de Pedagogía y del Consejo Nacional Técnico de la Educación.

 

Vicepresidente de la Academia Mexicana de Educación, consejero de asuntos indígenas, cofundador del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y director de Educación para Adultos a nivel nacional. También fue fundador de la Secretaría de Educación Pública en Campeche y Yucatán.

 

Bibliografía: “Apuntes biográficos de campechanos distinguidos”, Gobierno del Estado de Campeche, 1985-1991.

 

Volver