EL HIPIL, VESTIDO TRADICIONAL


 

   

 

El hipil es el vestido tradicional, el traje típico que las mujeres del Municipio de Hecelchakán utilizan de manera cotidiana. Su origen ancestral y su simbolismo cósmico le ha permitido permanecer en la esencia de las costumbres que practican las mujeres. El vestuario del hipil distingue a las mujeres de ascendencia maya que por dos mil o tres mil años lo han vestido de manera natural.

El hipil es blanco como la pureza y como la esencia de los dioses, es blanco como la juventud de las muchachas y como la alegría de los niños, es blanco como los cabellos de los ancianos que ya han desarraigado los espíritus malos y les queda el resplandor que los identifica con el fulgor del sol, y todos ellos se identifican con el dios solar, Hunab ku, el poderío del amor, y también con la blancura de la luna llena que nos recuerda a la diosa Ixchel, divinidad de las actividades femeninas.

El fresco algodón y su suavidad es grato para la piel al portarlo.

En las comunidades de nuestro Municipio se conservan de manera más acentuadas las costumbres mayas, y la mujer de los hogares en sus ratos libres suele bordar sus propios hipiles. Adquieren los hilos de colores en la ciudad y bordan a mano o en máquina de coser.

El hipil es una prenda de vestir que permanece como el fulgor del sol, la sucesión de las lunas llenas y las estaciones del año. ©

 

Volver