LA INFLUENZA PORCINA

EN HECELCHAKÁN


 

 

La influenza porcina es una enfermedad respiratoria de los cerdos provocada por el virus de la influenza tipo A (H1N1) que produce brotes de gripe entre los cerdos con frecuencia. No solía transmitirse a los seres humanos hasta que se dieron los primeros casos. No hay una vacuna en la actualidad y se está trabajando para obtenerla.

             En Hecelchakán por las medidas de prevención de esta enfermedad se siguen los lineamientos del Gobierno Federal que entre algunas acciones están la suspensión de las clases desde el lunes 27 de abril al mediodía hasta el 6 de mayo.

             Se suspendió La Feria de Hecelchakán programada del 29 al 3 de mayo y la población en general está en estado de alerta ante esta enfermedad. Hay una preocupación colectiva y un temor por las repercusiones de la influenza porcina y los centros de salud del IMSS y del ISSSTE están preparados para recibir  algún posible caso y canalizarlo a hospitales de la capital campechana de ser necesario.

             En los comercios establecidos y ciudadanos que tienen necesidad de salir a las calles se les puede observar con el cubrebocas. Los antivirales Ozeltamivir y Zanamivir son los recomendados para tratar a pacientes enfermos y es un medicamento controlado que únicamente está a disposición de los centros de salud para hacer frente a esta contingencia.

             Algunas de las medidas preventivas para evitar enfermarse son: lavarse las manos con agua y jabón, no saludar de mano ni de beso a otros, no automedicarse y acudir al sector salud cuando se presenten algunos de los síntomas del resfriado común.

             En Hecelchakán descendió el consumo de la carne de cerdo, y el Gobierno Federal suspendió las labores de las oficinas de Gobierno del 1 al 5 de mayo para reforzar las medidas preventivas. En Hecelchakán y en el Estado de Campeche no se ha manifestado ningún caso de esta pandemia que afecta a varios países del mundo según información de las autoridades.

             Hecelchakán está preocupado, pero tranquilo implementando las medidas de prevención para evitar ser afectado por la influenza porcina o gripe de los cerdos.

             El jueves 7 de mayo se reanudaron las actividades productivas en todo el país y también las clases en las escuelas de nivel medio superior y superior. Los de educación básica y secundaria reanudaron sus clases el lunes 11. En el Colegio de Bachilleres el miércoles se presentó el personal docente, administrativo y manual para desinfectar toda la escuela, se lavaron ventanas, piso, sillas, oficinas, centro de cómputo, y quedó lista para recibir a los alumnos al día siguiente.

            Estas medidas se implementaron en todo el país. Se tomaron medidas como el lavado de las manos por parte de los alumnos y se instaló un filtro con personal para detectar a los alumnos que tuvieran síntomas de gripa, que fueron canalizados hacia sus casas con la encomienda de que recibieran atención médica.

            Las medidas preventivas, de acuerdo con las autoridades, han sido eficaces para reducir el número de casos, y aunque se está retornando a la normalidad hay aún recelo por esta enfermedad y la ciudadanía sigue tomando las medidas de prevención para evitar que se presente algún caso de la influenza humana A H1N1.

 

Volver