LA PROCESIÓN

 

    

 

 El domingo 17 de mayo se realizó la procesión del Cristo de la Salud para concluir los festejos de la feria en su honor. A partir de las 12:30 del día, con los rayos candentes del sol, los custodios llevaron en hombros al Cristo de la Salud, recorriendo la plaza principal y retornando a la iglesia donde quedó a disposición de los feligreses para ungirlo con flores y ruda y tocarlo en señal de veneración.

             El recorrido bajo el sol y los cánticos de los creyentes, que se cubrían con sombrillas, le dieron un ambiente festivo y solemne a la procesión. Por delante iban los espontáneos que lanzaban los voladores que reventaban en el cielo. Los globos tradicionales de papel de china se soltaron para alegrar este momento.

             El Cristo Negro de San Román acompañó al Santo Patrono de Hecelchakán en esta procesión. Las dos imágenes recibieron las muestras de respeto y veneración por los asistentes. La gente estuvo en peregrinación detrás de los dos cristos, otros bajo los corredores del Palacio Municipal para protegerse del sol, en el atrio y en el interior de la iglesia.

             El obispo de Campeche, Ramón Castro y Castro presidió, junto con el sacerdote de esta ciudad, Martín Mena Carrillo, esta solemne procesión. La paz de la tarde y el corazón sereno de los católicos se conmovió, llegó la noche, se realizó el último baile y al día siguiente se realizó la subida del Señor a su nicho.

 

Volver