EL CIEMPIÉS


 

   

 

El ciempiés es una especie de gusano que aquí en Hecelchakán se encuentra en los patios y en el monte, generalmente vive bajo las piedras y en los lugares húmedos y oscuros como las cavernas o en la corteza de los árboles caídos que poco a poco se van pudriendo, también se le haya en los lugares donde sale el verdín.

El ciempiés de aquí  es de dos clases: uno es de color oscuro casi negro con algunas franjas blancas y otro un poco más grande de color rojo con tonalidades anaranjadas.

El ciempiés nos recuerda a los ferrocarriles y se desplaza sobre sus cientos de patas pequeñas, forma parte de la fauna regional de Hecelchakán.

Su nombre científico es Lithobius sp. y en maya se le dice Chi’il. Es como un ejército que va marchando al unísono. La gente no se mete con este pequeño invertebrado y si en algún momento aparece dentro de la casa ya sea que se le mate o se le saque con la escoba.

Es parte de la naturaleza y seguramente contribuye a limpiar de otros insectos, hormigas y gusanos de los cuales se alimenta. El ciempiés es tan pequeño como un tren en miniatura, como una diminuta estrella roja en la inmensidad del universo.

 

EL CIEMPIÉS

 

Ciempiés, fragor de ejército castaño,

trivial ferrocarril anaranjado

pareces un simpático rebaño

paseando pensativo o enamorado.

 

Recorres en la paz de tus piraguas

los himnos de mis montes policromos

a pie, elegante, lento y con paraguas

grabando en cada piedra lo que somos.

 

Historia de un arrullo de ceniza

que aún persiste vive en la memoria

llameando como estrella, luna y brisa.

 

Cincelas el país de los designios,

elástico ciempiés de zanahoria

con lumbre del amor y versos ígneos.

 

Volver